Archivo de la etiqueta: autos

Guía para la prevención del robo de vehículos y seguridad

Ladron
Al estacionar el vehículo en la calle
Dejar a la vista objetos de valor dentro del vehículo incentiva que se los roben y que dañen el automóvil al quebrar vidrios o abrir forzadamente las chapas.
Estacionar el vehículo en zonas con poca visibilidad, con sombra u obstáculos visuales, hace más probable un ilícito debido a que estos lugares hacen más fácil que terceros se puedan ocultar y cometer delitos sin ser vistos.

Esconder las llaves de repuesto dentro del vehículo hace más fácil el robo del auto.

Dejar dentro del vehículo documentos del registro, licencia de conducir, tarjetas u otros papeles que acrediten la propiedad del automóvil o que contengan información personal.

Al estacionar el vehículo en estacionamiento público

Estacionar en lugares donde le exijan dejar la llave para poder mover su vehículo.

Dejar a la vista objetos de valor incentiva la sustracción de estos objetos.

Que cuenten con un sistema de control de acceso, que impida el ingreso no autorizado de vehículos y personas.

Que cuenten con sistemas de televigilancia y monitoreo o guardias de seguridad.

Que tengan buena iluminación interior y con sus paredes y techos pintados de color blanco. Éste refleja la luz y mejora significativamente la visibilidad.

 Al estacionar el vehículo fuera de su vivienda

Dejar las llaves del vehículo puestas en el arranque o la chapa facilita el robo, aún cuando se estacione cerca de su casa y por breves instantes.

Cierre puertas y ventanas cuando se estaciona, aunque sea sólo por unos minutos. Además, deje activado el freno de mano para evitar que lo puedan mover empujándolo.

Estacionar su vehículo en la calle por un tiempo extendido sin uso ni supervisión, puede llevar al robo de sus partes y a su desmantelamiento progresivo.

Deje las llaves de su vehículo lejos de puertas y ventanas, o de un lugar de fácil acceso o visibilidad desde el exterior; así evitará que puedan ser sustraídas desde afuera.

Al estacionar el vehículo dentro de su vivienda

Mantenga la vegetación de su antejardín a una altura no mayor a 60 cm. en el caso de arbustos. Si se trata de árboles, despeje su tronco a los menos hasta los 2,20 m. de altura, para favorecer la visibilidad del vehículo desde el interior de su casa.

Estacione su vehículo en un lugar despejado e iluminado frente a su vivienda, en un sitio de fácil visibilidad desde el interior de su casa y además, desde donde pueda tener rápido acceso a él.

Dejar en marcha el motor de su vehículo, mientras se baja ya sea a abrir o cerrar el portón de acceso, es una oportunidad para que le roben.

Prefiera sistemas de apertura y cierre de los accesos que le permitan manipularlo desde el interior del vehículo.

Siempre que sea posible, estacione su vehículo dentro de la propiedad.

Observe siempre atentamente el entorno más próximo a la entrada de su estacionamiento o cobertizo y asegúrese de que no haya personas extrañas. Una buena práctica es entrar conduciendo en reversa para mantener siempre vigilado el acceso.

Instale iluminación permanente o focos con sensor de movimiento en su estacionamiento o cobertizo, de tal forma que puedan encenderse cuando usted llegue y no haya moradores en el domicilio.

Asegúrese de que el estacionamiento pueda ser visto permanentemente desde alguna dependencia de la vivienda, como la cocina o el comedor con acceso visual al exterior.

Revise periódicamente los dispositivos de cierre de accesos a su estacionamiento, tales como cerraduras, candados o el sistema eléctrico.

Si cuenta con apertura eléctrica o control remoto, regule la velocidad de cierre para que sean lo más rápidos posible.

Compruebe que las cerraduras y seguros de su vehículo se encuentren en buen estado.

Incorpore alarmas, trabavolantes, inmovilizadores de motor, protectores de encendido y/o interruptores cortacorriente para evitar que extraños accedan al encendido fácilmente.

Grabe o marque el número de la patente del vehículo o el número de motor en vidrios, espejos y en la carrocería, para poder identificar el automóvil y sus partes en caso de robo.

Al bajar del vehículo, retire accesorios desmontables como los paneles de radio, los accesorios electrónicos y antenas.

Al conducir su vehículo    

Evite tener objetos de valor a la vista. Tenga siempre presente que los mayores riesgos de ser víctima de un delito se presentan cuando detiene el vehículo, cuando entra a un estacionamiento, o al estar detenido en un semáforo o esquina.

Si mientras conduce su vehículo detecta algún problema mecánico que le impida seguir el avance, intente detenerse en un lugar visible y con alto flujo de personas, para recibir o solicitar ayuda.

Conduzca siempre con los seguros de las puertas activados y los vidrios cerrados o con una abertura no mayor a 5 cm.

Si se detiene en una esquina, no baje los vidrios si alguien se acerca a hacerle alguna consulta. Si los abre, hágalo de tal forma que la apertura de la ventana no permita que una persona introduzca sus manos u objetos a su vehículo.

Si se encuentra en una estación de servicio en la que deba bajar del vehículo para pagar la carga de combustible, deje el auto cerrado con llave mientras realiza ese trámite.

Cuando conduzca a altas horas de la noche, circule por lugares iluminados y transitados, y de preferencia por avenidas.

Procure viajar acompañado y nunca permita que personas que no conoce se suban a su vehículo.

Al comprar un vehículo usado

Fíjese siempre que los números de motor o del chasis no estén adulterados y que éstos coincidan con las otras partes del vehículo.

Compre en el comercio formal, donde le certifiquen la procedencia del vehículo.

Exija los certificados de anotaciones o inscripciones vigentes en el Servicio de Registro Civil e Identificación, como también su información histórica.

En caso de comprar a un particular, fíjese que el vehículo no esté a un precio extremadamente inferior a lo que valen autos equivalentes en cuanto a su marca, modelo, antigüedad y estado; ya que de ser así es posible que su procedencia sea ilícita.

Asegúrese que la persona que vende el vehículo sea efectivamente el dueño del mismo, corroborando que el automóvil esté inscrito a su nombre.

Asegúrese que el vehículo no esté encargado por robo, llamando a la Sección de Encargo y Búsqueda de Vehículos de Carabineros de Chile, al número (02) 922 1006.

Ante un robo o asalto

Incentive a sus vecinos a instalar iluminación exterior en sus viviendas, para reforzar entre todos la iluminación pública.

Mantenga podados los árboles y arbustos frente a su casa. Evite que la vegetación provoque sombra y oscuridad durante la noche, que obstaculice la visibilidad desde la vivienda.

En caso de vivir en un condominio, organícese con sus vecinos para mejorar las zonas de estacionamientos comunes, aumentando o redistribuyendo la iluminación o implementando un reordenamiento de los vehículos, con la finalidad que queden cercanos o visibles desde las casas o departamentos.

No ponga ningún tipo de resistencia.

Informe inmediatamente al 133, Fono Emergencia Policial de Carabineros.

Memorice la mayor cantidad de rasgos físicos de los sujetos que perpetran el delito, tales como estatura, color del cabello y vestimentas. Si logra ver de cerca al delincuente, ponga especial atención en marcas únicas tales como cicatrices y/o tatuajes, porque facilitarán la identificación del sujeto en caso de ser detenido por Carabineros o Policía de Investigaciones.

Informe inmediatamente a Carabineros; tenga claro el lugar y la hora de sustracción del vehículo y aporte información para su búsqueda, tal como su número de patente, marca, modelo, año y color.

Formalice la denuncia en la comisaría más cercana al lugar del robo.

Subsecretaría de Prevención del Delito – Gobierno de Chile